EL ENCANTO DE LOS FAROS

Faro del puerto Macquaire, Tasmania, Australia.  Fotografía: Adalberto Ríos Szalay

Los faros no solo han iluminado la travesía de los navegantes sino fascinado a muchas personas, quizás por su presencia, por su importancia, por la soledad y heroísmo que demandan o tal vez por su relación con el mar.

El Faro de Alejandría fue una de las maravillas del mundo antiguo y me he enterado que hay reproducciones del mismo en sendos parques temáticos de Alicante, España y Changsha, China.

LA REINA BLANCA

Faro en Split Point, Victoria, Australia.  Fotografía: Adalberto Ríos Szalay

Los faros son uno de los atractivos de la isla más grande del mundo: Australia. Hay una ruta de faros a seguir en Tasmania y en el Ocean Road, que parte Melbourne, Split Point ofrece compartir el té y la belleza de su Reina Blanca, faro de 66 mts construido en 1891.

Por cierto acabo de saber que Campeche está ofreciendo una ruta de faros en su hermosa costa, valdría la pena conocerla.

TAMBIEN FUE FARO

Estatua de la Libertad, Nueva York.  Fotografía: Adalberto Ríos Szalay

Ni la gaviota ni yo sabíamos que la famosísima dama con la antorcha sirvió de faro hasta 1902… ambos nos sorprendimos.

FRENTE AL PUERTO JAROCHO

Isla de Sacrificios, Veracruz.  Fotografía: Adalberto Ríos Szalay

Desde el malecón del puerto de Veracruz destaca la Isla de Sacrificios con su faro. La histórica isleta, donde desembarcó Hernán Cortés, tiene playa de blanca arena y aguas transparentes, hecho inesperado cuando se encuentra tan cerca de un puerto industrial.

ISLA LOBOS

Isla Lobos, Veracruz,  Fotografía: Adalberto Ríos Szalay

La Isla Lobos frente a Tamiahua, Veracruz solo tiene su faro y una posada con tres habitaciones, pero cuenta con espléndidos arrecifes para la práctica del buceo.

CAMPANARIOS CONVERSOS

Fachada del templo de San José y faro, Campeche.  Fotografía: Adalberto Ríos Szalay

El templo de San José de Campeche es el único de la Península de Yucatán con una fachada que recuerda a Puebla por el uso de la Talavera.

Fue iniciado por los jesuitas pero a su expulsión se transformó en franciscano y con las Leyes de Reforma su campanario no solo se secularizó sino se transformó en faro.  Hoy es un centro cultural.

Faro Juárez, Veracruz.  Fotografía: Adalberto Ríos Szalay

Con la secularización de los bienes del clero el convento de San Francisco de Veracruz vio transformarse el templo de Tercera Orden en sede de la Logia Masónica, otras áreas en bodegas aduanales, después en biblioteca, los claustros en mesón y baños públicos y el campanario, una vez en desuso, dada su altura y cercanía al mar, fue reconvertido en faro con el nombre de Benito Juárez.

FARO DE VANGUARDIA

Faro de Tampico. Fotografía: Adalberto Ríos Szalay

Don Porfirio mandó construir el faro de Tampico visualizando la importancia que tendría el puerto. El faro está en la actual Ciudad Madero.

El proyecto se plasmó en una peculiar estructura metálica que sumó ligereza y resistencia. La estructura de hierro fue fabricada en Pittsburgh y con sus 209 escalones y 42 metros fue el faro más alto de México, con un sistema óptico que producía destellos únicos, que lo hacían el más adelantado de la época.

Interior del faro de Tampico.  Fotografía: Adalberto Ríos Szalay

El alcance de su haz de luz es de 75 kms. y sigue iluminando a las embarcaciones que se aproximan a la desembocadura del río Panuco, en el Golfo de México. En la era del GPS, del radar y de las ayudas para la navegación por satélite, algunos vetustos faros continúan su noble tarea.

EMBLEMA HABANERO

Al fondo el faro en el Morro de la Habana, Cuba.   Fotografía: Adalberto Ríos Szalay

El castillo de los Santos Tres Reyes Magos del Morro es un emblema de la Habana de Cuba y una de las imágenes mas conocidas de América Latina

La fortificación tiene orígenes en 1563 cuando se construyó una torre que servía de referencia a los galeones.

En 1845 se instaló un faro acorde a la mas avanzada tecnología de la época que, ahora con electricidad, sigue funcionando.